Fractura de un diente

En ocasiones se puede fracturar o caer un diente como consecuencia de un fuerte golpe. El término médico para cuando un diente se cae o se sale violentamente es ‘avulsión dental’

En algunos casos estos dientes pueden ser reimplantados, siempre y cuando sean dientes permanentes. En el caso de los dientes temporales o de leche no es necesaria la reimplantación.

Entre las causas más frecuentes de caídas de dientes encontramos:

  • Caídas accidentales
  • Lesiones vinculadas con la práctica con el deporte
  • Peleas con golpes
  • Accidentes automovilísticos
  • Masticación de alimentos duros

Deberás guardar el diente que se haya caído con el golpe, llévalo al odontólogo lo más rápido posible. Es importante no esperar mucho tiempo para que el dentista tenga la posibilidad de arreglarlo,

Trate de poner el diente nuevamente en la boca de forma que esté a nivel de los otros dientes. Muerda suavemente una gasa o una bolsita de té húmeda. Preste atención para no tragarse el diente. Si no es posible colocar el diente colóquelo en una superficie cubriéndolo con leche entera.

Existe en venta, en farmacias, un dispositivo llamado Save a Tooth que cuenta con una caja para viajes y una solución líquida, seria aconsejable tener una en el botiquín de primero auxilios.

Foto | Flickr

Compartir
Artículo anteriorMalentendidos sobre el Ratón Pérez (II)
Artículo siguienteCambios en nuestra boca a medida que envejecemos
Avatar
Hola! Soy Leticia del Pino, trabajo como editora de contenidos y disfruto escribiendo sobre temas de interes como la odontología, la salud de los pacientes y los nuevos avances tecnológicos vinculados a la medicina en general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*