Gingivitis del embarazo

La mayoría de las mujeres notan cambios en sus encías durante el embarazo y algunas notan que sus encías enrojecen y sangran cuando se cepillan los dientes, llegando en ciertos casos a la inflamación severa y hemorragias.

Todos estos cambios reciben el nombre de “gingivitis del embarazo«, la cual puede manifestarse a partir del segundo mes, llegando a su pico alrededor del octavo mes, pero con frecuencia va disminuyendo después del nacimiento de su bebé.

La gingivitis del embarazo suele ser más común en la parte delantera de la boca y sus síntomas son los mismos que los generados por la gingivitis común, pero algunas de las causas son diferentes, así por ejemplo el aumento de los niveles hormonales, son en parte responsable de la condición bucal. Durante el embarazo el nivel de progesterona en el cuerpo se incrementa hasta 10 veces de lo normal. Esta situación puede mejorar el crecimiento de ciertas bacterias causantes de la gingivitis y además el sistema inmunológico cambia su funcionamiento durante el embarazo, lo cual podría modificar la forma en que su cuerpo reacciona ante las bacterias generadoras de gingivitis.

Para minimizar los efectos de la gingivitis del embarazo, se debe practicar una buena higiene oral, comprendida por el cepillado dos veces al día, durante al menos dos minutos cada vez, el uso de hilo dental cada día. La utilización de un enjuague bucal antimicrobiano recomendado por un especialista puede ayudar a controlar la infección de las encías y la visita periódica al dentista más asidua durante y después del embarazo.

Para tener en cuenta; algunos dentistas sugieren usar enjuagues que no contengan alcohol, aunque no está claro si a base de alcohol en los enjuagues pueda tener un efecto negativo sobre el embarazo.

Imagen: MF

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*