La festividad de Halloween puede tener consecuencias más allá de algunos sustos. Y es en el cuidado de los dientes de los niños que las autoridades ponen el ojo.

Por ello, la Asociación Dental Americana (ADA), en su portal de difusión Mouth Healty, publicó una guía de los dulces más populares en la celebración, que se realiza a finales de este mes de octubre.

La ADA recuerda que las bacterias que hay en tu boca posiblemente tienen más ganas de comer golosinas que tú. Y resulta que cuando les das esas golosinas, el azúcar que contienen crea un ácido capaz de contribuir a que tengas caries.

La dentista Ana Paula Ferraz-Dougherty, perteneciente a la ADA, recalca que no por eso les vamos a limitar la fiesta a los niños, que van de casa en casa gritando dulce o truco.

“No pasa nada si comes dulces en Halloween haciendo una excepción, siempre que te cepilles dos veces al día y uses seda dental a diario durante todo el año”, enfatizó.

Sin embargo, se pueden escoger mejor los dulces a comer:

El chocolate es la mejor opción, y está bien porque también es el más popular de Halloween. Este dulce se limpia de los dientes con más facilidad que otros y ya eso es una gran ventaja.

Todo lo contrario a las golosinas pegajosas, que son de las peores, ya que se quedan más tiempo en los dientes, dándoles oportunidad a las bacterias de producir las condiciones para la caries.

Casi lo mismo pasa con los caramelos, cuya vigilancia debe ir hacia evitar que sean mordidos ya que por su dureza pueden romper dientes.

Y las golosinas que deberían evitarse lo más posible son las ácidas, mientras que los restos de las palomitas de maíz deben eliminarse con seda dental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*