limpieza interdental

Una de las principales claves para mantener los dientes libres de sarro es la higiene bucal óptima. Estamos hablando de cepillarse los dientes tres veces al día, después de comer.

Pero, esta tarea no es infalible del todo, ya que con el cepillado regular solo se elimina bacterias del 60% de la superficie dental. Precisamente las zonas a las que el cepillo no llega.

Hay que recordar que el sarro es la placa dental que se ha endurecido, por no ser arrancada a tiempo de tus dientes.

Por eso, cuando iniciamos esta nota, dijimos que el cepillado es una de las principales claves para evitar el sarro. Hay dos más.

Y la siguiente es la que cada vez es más sencillo hacer en casa. Se trata de limpieza interdental. Hoy se puede elegir entre hilo, seda, cinta o cepillo interdental, lo que sea más cómodo para ti.

Con este paso sí se llega a mayor parte de la superficie de los dientes.

Pero queda una última clave. Y es el enjuague bucal, que llega a todas las partes de la boca y mantiene más tiempo los ingredientes activos.

Atentos. Hay un dato adicional: visita al menos una vez al año al dentista para realizarte una limpieza profesional que elimine toda la placa y evite que las capas de suciedad se acumulen hasta formar sarro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*