higiene bucodental

Cepillarse los dientes es importante para tener una higiene bucodental adecuada, pero no es suficiente. Esta acción debe completarse con otras que aportarán mayor limpieza y seguridad.

Desde hace millones de años los humanos se preocupan por tener sus dientes limpios y cada cultura asumió prácticas que parecían correctas en su momento.

Pero hoy, el mercado está lleno de productos que ayudan a una limpieza bucodental perfecta y adecuada para casos particulares. Pero, estos productos deben ser usados bajo vigilancia de un dentista.

El primer consejo es tener un adecuado cepillo y correcta técnica. El cepillo debe ser de corte recto, cerdas suaves y preferiblemente un cabezal pequeño. Debe usarse correctamente, en un ángulo de 45 grados entre el diente y la encía, con suavidad, casi una vibración. La frecuencia debe ser tres veces al día, luego de cada comida.

Si se le está enseñando a un niño, lo ideal es hacer círculos sobre los dientes.

No puede olvidarse la lengua. Cepillar la lengua al final del proceso es ideal, si no se tiene un limpialenguas a mano. Una práctica en esta época de Covid-19.

La seda dental, que gusta a pocos, también es necesaria. Es la única forma de limpiar el espacio estrecho que está entre los dientes, aunque se pueden usar los cepillos interdentales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*