Seguiremos aconsejándote acerca de la correcta forma de limpiar las prótesis. Hoy nos referiremos a la prótesis parcial removible.

Este tipo de prótesis es aquella que puede ser retirada por el paciente, o sea que no se encuentra cementada en la boca, pero no repone a todos los dientes como sucede con la prótesis total removible.

La longetividad de este tipo de prótesis depende del cuidado que le brinde el paciente, influenciando el grado de higiene, asistencia a revisiones periódicas.

La prótesis parcial removible debe ser colocada usando ambas manos, ubicándola en el sitio correspondiente, para luego colocarla en su posición final, nunca deberás morder con los dientes antagonistas ya que podría deformarse. Al quitarla deberá tomarla de los ganchos usando los dedos pulgares y con los dedos índices levantarla para seguir la correcta trayectoria.

Para su higiene es aconsejable usar un cepillo suave, se aconseja hacerlo luego de cada comida. Bastará que uses agua corriente y que enjugues muy bien. Existen algunos productos que se han creado para su limpieza, si bien son buenos no es imprescindible su uso.

Por último te diremos que para dormir existe la posibilidad de dejarla colocada o que te la quites, dependerá de la incomodidad que sientas.

Foto | Flickr

Compartir
Artículo anteriorUso del biberón
Artículo siguienteDentaid prorroga acuerdo con Sociedad Española de Cirugía Bucal
Avatar
Hola! Soy Leticia del Pino, trabajo como editora de contenidos y disfruto escribiendo sobre temas de interes como la odontología, la salud de los pacientes y los nuevos avances tecnológicos vinculados a la medicina en general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*