El sellador es una capa fina y protectora, fabricada a partir de plástico u otro material dental, que al adherirse a la superficie del diente ofrece mayor protección ante la caries.

Los dentistas niegan que, al aplicar sellador, la persona puede abandonar sus hábitos de higiene bucodental. Y aseguran que el sellador no es un sustituto del cepillo y la seda dental, pero puede ayudar a prevenir que se formen caries e incluso parar los estados tempranos de deterioro dental antes de que se conviertan en caries de estado avanzado.

Aplicar selladores es un proceso rápido e indoloro. El dentista limpiará y secará tu diente antes de colocar sobre él un gel ácido, que se convertirá en el pegamento entre el diente y el sellador.

Después de unos segundos, el dentista limpiará y secará la zona una vez más para entonces aplicar el sellador dentro de las ranuras de tu diente. Con una luz especial de color azul hará que el material se endurezca.

Será un material que durará años, pero debes seguir visitando a tu dentista para que vigile como van las cosas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*