endodoncia

La endodoncia es un procedimiento que busca reparar y salvar el diente dañado sin necesidad de extraerlo. También se le conoce como tratamiento de conducto.

Y los dientes duelen cuando están dañados o enfermos. Es el primer síntoma que percibe el paciente. El dolor, fuerte o no, es un indicio de que algo anda mal y que es momento de visitar al dentista.

Un diente dañado también suele infectar la encía donde se soporta y se inflamará. El cuerpo, y la boca, están tratando de decir algo. Podría ser el momento de realizarse una endodoncia.

Otra señal es el cambio de color de la encía a un rojo más intenso al normal. Ese tono avisa de una situación crítica que debe ser atendida inmediatamente.

En una endodoncia puede reemplazarse el material dañado del diente con una amalgama o composite, pero en los casos de mayor gravedad el diente se reemplaza con una prótesis o se cubre con una corona dental.

El tratamiento de conductos no causa dolor, más bien es un procedimiento que eliminará el dolor que se padece por el diente dañado. Y hoy en día hay instrumentos más sensibles, tecnología y anestesia. Además, los dentistas suelen recetar analgésicos por si hay molestias luego de la endodoncia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*