Nuestros dientes han evolucionado a lo largo de cientos de años, adaptándose a dietas cada vez más blandas, ácidas y azucaradas. Como resultado, nuestros dientes se han debilitado, y las personas del siglo XXI sufrimos afecciones dentales que no afectan al resto de los mamíferos y que nuestros ancestros nunca sufrieron.

Hoy en día, es más importante que nunca mantener una rutina de limpieza constante y exhaustiva para conservar nuestra dentadura y nuestras encías en buen estado durante el mayor tiempo posible. Cuando te cepillas los dientes, eliminas los restos de comida y de placa bacteriana, también conocida como biofilm oral.

Sin embargo, los expertos sugieren que deberíamos esperar al menos 20 minutos después de cada comida para cepillarnos los dientes. Si no esperamos un poco, podríamos hacer más mal que bien y dañar el esmalte dental. En lugar del cepillado inmediato, es más conveniente enjuagarse la boca con un poco de agua.

Por lo tanto, la próxima vez que termines una comida, recuerda esperar un poco antes de cepillarte. Tu sonrisa te lo agradecerá.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*