niños dentista

Hay razones de sobra para que lleves al dentista a tu hijo antes de que cumpla los 6 años. La principal: es la única manera de prevenir afecciones dentales que pueden terminar siendo un problema más grave con el paso de los años.

Está demostrado que la resolución de un problema dental no será tan costoso ni doloroso e incomodo si se trata a tiempo. Y qué mejor que cuando se es niño.

Se recomienda llevar al niño al odontopediatra apenas le surja el primer diente. Pero si no es posible, es ideal que se haga antes de los 6 años.

Desde la Sociedad de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial explican que es la edad en la que aparecen los primeros molares definitivos, siendo momento perfecto para detectar posibles problemas dentales.

Resulta que cuando el crecimiento de los maxilares es irregular los problemas irán más rápido que el crecimiento del niño, ya que evitarán que pueda morder de forma correcta, generando dolores de cabeza, de espalda o incluso problemas de equilibrio, por lo que tu hijo deberá realizarse una ortodoncia para resolver estas afecciones. Y no se alimentará bien.

En la revisión temprana al niño, también es posible detectar si la mandíbula y el maxilar poseen problemas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*