Cuando pensamos en seguridad en una clínica dental, sobre todo en los tiempos que corren actualmente, pensamos sobre todo en los cuidados sanitarios, en el material de protección que utilicen tanto los dentistas como los pacientes, en las herramientas para realizar los tratamientos, etc. Pero hay muchos más aspectos importantes dentro de las clínicas que debemos tener en cuenta.

En primer lugar hay que tener en cuenta en que zona se encuentra la clínica, sobre que clase de suelo se ha construido el local, cuantos años pasaron desde su construcción y si se le realiza revisiones periódicas. Los suelos son muy cambiantes, están compuestos por diferentes materiales que según el clima, la época del año en la que nos encontremos y la acción humana, producen cambios drásticos que pueden perjudicar a los edificios que se encuentren sobre este terreno.

Si esto sucede, ¿qué pueden hacer los dueños del local? Deben ponerse al instante en contacto con una empresa de consolidación de suelos, que cuente con ingenieros que puedan realizar un completo estudio de la situación. En estos casos las acciones más efectivas son siempre apostar por la instalación de micropilotes hincados, una opción poco invasiva y de las más seguras que pueden existir. El otro caso que ofrece unos resultados similares es la inyección de resinas expansivas, en este caso la actuación es incluso menos invasiva que con los micropilotes y los resultados son igual de seguros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*