zanahoria

Más allá de lo nutritivas que pueden ser las zanahorias para el organismo humano, y lo crujientes que son cuando están crudas, son ideales para incluir entre los alimentos que dan mayor salud a tu boca.

Son ricas en fibra, vitamina K, vitaminas del grupo B, potasio, antioxidantes y, muy especialmente, vitamina A en forma de beta-caroteno.

Comer zanahorias con frecuencia hará tus encías más saludables. Masticar vegetales fibrosos y duros como las zanahorias crudas estimula las encías y contribuye a la fabricación de saliva, que lubrica y protege las mucosas de la boca, arrastra físicamente las bacterias, tiene un efecto antimicrobiano y cicatrizante, remineraliza constantemente la superficie de los dientes y regula el pH de la cavidad bucal.

Todo ello tiene un efecto preventivo frente a las caries, las lesiones del esmalte y las enfermedades de las encías como la gingivitis y la periodontitis.

Siendo una fuente importante de beta-caroteno, que interviene en la fabricación de vitamina A, ayuda a mantener sanos los diferentes tejidos que forman la dentadura, así como la mucosa bucal. Lo que significa dientes más fuertes.

El beta-caroteno es el responsable de los principales beneficios para la salud asociados al consumo de zanahorias, siendo el más conocido el efecto positivo en la salud ocular. Pero también es excelente para prevenir ciertos tipos de cáncer.

Se relaciona además a la reducción del colesterol en la sangre y, por su efecto saciante, provoca menos hambre, siendo entonces una gran aliada en las dietas de pérdida de peso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*