labios proteccion verano

Proteger los labios es parte de la salud bucodental que debemos mantener, y sobre todo en verano, que el calor y la incidencia de los rayos del sol pueden resentirlos o resecarlos.

Ya sabemos que la piel de los labios es más fina que la del resto del cuerpo. María Luisa Bertomeu, vocal de Dermofarmacia del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valencia, explica que tiene solo cinco capas de células en comparación con las 16 de la cara. “Por ello, es esencial utilizar un producto específico y, a ser posible, con un factor de protección solar 30 o superior”.

Protegerlos con la aplicación de un fotoprotector labial es esencial. Y tendrá que ser diario, tanto en invierno como en verano, extendiendo una cantidad generosa antes de salir de casa.

El clima extremo daña la piel sensible de los labios y hay que mantenerlos hidratados. La sugerencia es que después del baño hay que secar bien la zona con pequeños golpecitos y, aunque el producto sea resistente al agua, aplicarlo 30 minutos antes de la exposición solar, renovarlo cada dos horas y después de cada baño.

También es ideal beber bastante agua y no chuparlos o humedecerlos demasiado, ya que la saliva se evapora muy rápidamente y favorece la sequedad.

En el caso de ir a la playa, la manteca de cacao es imprescindible; la manteca de karité actúa como un film reforzando la barrera cutánea o el dexpantenol para mejorar la regeneración y la reparación de la piel que, junto con la vitamina E, calma, nutre y protege los labios.

Después de la exposición solar es buena idea emplear cosméticos que reparen e hidraten la zona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*