ortodoncia invisible

Aunque ya es bastante famosa, la ortodoncia invisible siempre genera dudas y es normal que las personas que deben usarla o desean esta técnica se pregunte infinidad de cosas.

Estas son las respuestas que da Sanitas a las 10 preguntas más frecuentes sobre este novedoso tratamiento.

¿Qué es la ortodoncia invisible?

La ortodoncia invisible consiste en un tratamiento que utiliza alineadores transparentes para modificar la posición de los dientes, siendo una técnica muy cómoda y prácticamente imperceptibles para los demás.

Tras un análisis previo de las necesidades del paciente, el especialista configura este sistema de alineadores, que ejercen presión sobre los dientes para obtener los resultados requeridos. En revisiones periódicas se van sustituyendo los alineadores, según la evolución del tratamiento.

¿Ventajas?

A primera vista la mayor ventaja de la ortodoncia invisible es que hace honor a su nombre, estamos ante un tratamiento muy discreto. Esto permite a los pacientes disfrutar de una técnica de ortodoncia efectiva, sin que su sonrisa se vea estéticamente afectada.

Pero también es beneficioso en cuanto a la eficiencia del tratamiento. Además de conseguir resultados en un periodo más corto que con los brackets tradicionales, también es más cómodo e higiénico, ya que los alineadores se pueden quitar y poner con total facilidad cuando sea necesario (recomendable sobre todo en las comidas).

¿Es efectivo para un adulto?

La efectividad del tratamiento es idéntica en adultos y niños. Al ofrecer la posibilidad de retirar las férulas en momentos puntuales, es más recomendable en pacientes adultos, para cumplir metódicamente con los timmings establecidos.

¿Es cierto que puedo ver cómo quedará mi sonrisa?

Puedes ver el resultado final de la ortodoncia invisible desde el primer día. Gracias a un sistema de tecnología 3D y un análisis del paciente personalizado, se puede representar el resultado que va a ofrecer el tratamiento desde el principio.

¿El resultado es para siempre?

Como en los otros tratamientos de ortodoncia, el resultado será permanente.

¿Cuánto tiempo dura el tratamiento?

El tratamiento de ortodoncia invisible depende de las necesidades de cada paciente. En general, el periodo de duración es menor que el de unos brackets convencionales que podría llegar a 36 meses o incluso más. En la mayoría de los casos, la ortodoncia invisible puede requerir un periodo de entre 6 y 18 meses.

¿Cuánto cuesta la ortodoncia invisible?

El coste de la ortodoncia invisible está condicionado por el estado inicial de la boca del paciente y los objetivos deseados. De todas maneras es superior al de otro tipo de ortodoncias, pero al ofrecer múltiples ventajas respecto a esos, muchos pacientes prefieren invertir en este tipo de técnica.

¿Cómo se realiza el tratamiento de ortodoncia invisible?

Comienza con un primer análisis del paciente, las necesidades de su dentadura y la configuración personalizada de los alineadores, que presionarán de forma constante los dientes hacia la posición deseada.

En el periodo establecido por el odontólogo profesional, el paciente debe regresar a la clínica dental, con el fin de que le ajusten de nuevo la configuración de los alineadores, para colocar unos nuevos, en función de los resultados del tratamiento.

Cuando se retiran los aparatos de ortodoncia, se coloca un aparato de retención no visible (fijo o removible), para mantener el resultado a largo plazo.

¿Puedo realizarme el tratamiento con mi dentista habitual?

No todos los odontólogos tienen formación específica en ortodoncia y tampoco todos los ortodoncistas tienen formación en ortodoncia invisible. Te recomendamos que  apuestes por un odontólogo que te de la seguridad necesaria y que sepa entender tu caso de forma personalizada, ofreciéndote toda la información que necesitas.

¿Es verdad que la ortodoncia invisible adelgaza?

Muchos pacientes han encontrado un efecto secundario en la ortodoncia invisible: ¡han perdido peso!

Si bien no es algo garantizado, tiene su explicación lógica. Los alineadores, como se ha comentado, pueden quitarse y volverse a poner para comer con total comodidad. Sin embargo, el tratamiento requiere que estén puestos 22 horas al día.

Por tanto, no es recomendable para su efectividad, que estés quitándolos constantemente. Esto evita que muchos pacientes coman entre horas y reduce el tiempo dedicado a las comidas. Como consecuencia, notan que con el tratamiento han perdido peso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*