Lo malo de chuparse el dedo

El hecho de que los bebés se chupen los dedos no es nada bueno, esto causa que se realice una interposición lingual que genera que se use la lengua para frotarse las encías. Como consecuencia de estas acciones aparece la mala formación maxilar y el incorrecto crecimiento de los dientes.

Otro de los malos hábitos que se adquieren desde niños y que causan problemas bucales se encuentra el de usar el lapicero en la boca, lo que genera que se retraiga el crecimiento de los dientes y no se pueda obtener un desarrollo normal.

Los profesionales recomiendan, en relación con los hábitos alimentarios, que luego de comer se lleve a cabo un cepillado de los dientes y un enjuague bucal, para así llegar a evitar las caries dentales.

Foto | Flickr

Compartir
Artículo anteriorAnestesia dental y palpitaciones
Artículo siguienteSeguimos hablando de la halitosis
Avatar
Hola! Soy Leticia del Pino, trabajo como editora de contenidos y disfruto escribiendo sobre temas de interes como la odontología, la salud de los pacientes y los nuevos avances tecnológicos vinculados a la medicina en general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*