blanqueamiento dental

Un blanqueamiento dental no es un tratamiento meramente estético, por ello, debe realizarse en el consultorio dental con un odontólogo profesional con habilidades en el uso de los agentes químicos que se utilizan.

Lo primero es romper el mito de que las pastas dentales “blanqueadoras” comerciales logren ese efecto. Es totalmente falso.

El dentista revisará la salud bucodental para definir la aplicación del agente blanqueador, ya que no debe hacerse si hay riesgos para dientes y encías.

Ese es uno de los primeros consejos que hacen desde el Ilustre Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV).

Aunque hay kits de venta por internet, la técnica a usar pude variar dependiendo de las condiciones del paciente. De hecho, el profesional puede recomendar la autoaplicación siempre bajo su supervisión.

Si el paciente sufre sensibilidad dental, lo más recomendable es tratarla o controlarla antes de aplicar cualquier agente blanqueador, para que no sienta molestias a posteriori.

El paciente debe saber que el blanqueamiento dental, aplicado correctamente por un profesional, no daña ni pone en riesgo el esmalte de los dientes, que es el tejido más duro del cuerpo humano. Esto pasa, por supuesto, por olvidarse de comprar productos de este tipo por internet.

Una vez blanqueados, los dientes tenderán a volver a mancharse, por lo que este tratamiento no exime al paciente de tener hábitos para mantener sus dientes blancos, como la limpieza y abandonar ciertos alimentos y bebidas, incluyendo el tabaco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*