ir al dentista

Está más que sabido que el miedo al dentista es totalmente infundado, no hay razones para creer que el profesional es un torturador. Todo lo contrario.

Lo primero que hay que saber es que el odontólogo necesita invadir tu espacio y trabajar dentro de tu boca, un paso que puede exasperar a más de uno. Pero hay que recordar que es por salud.

Lo recomendable es ir al dentista al menos dos veces por año. Las revisiones de rutina son bastante sencillas y lo más que puede pasar es una limpieza dental, para sacar algo de sarro que pueda haber entre los dientes.

Estas visitas son importantes por varias razones: ayudan a prevenir el desarrollo de diversos problemas bucales como infecciones, y resulta más fácil para el médico y más asequible para tu bolsillo. Además, algunas enfermedades o condiciones médicas tienen síntomas que puedan aparecer en la boca, como la diabetes.

Se supone que desde niños debemos ir al dentista, pero si no fue posible, debes hacerlo cuanto antes y más si tienes alguna molestia, las encías están hinchadas o sangran cuando cepillas. También puede haber mal aliento constante, dolor para masticar o tragar, si eres fumador activo o si tu boca está constantemente seca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*