halitosis

El mal aliento es desagradable y todos hemos tenido que enfrentarlo al menos una vez. Pero, es totalmente controlable, siempre que no provenga de alguna enfermedad bucodental u otras afecciones del organismo.

Basta con ser rigurosos en la higiene bucal y tener control en el consumo de ciertos alimentos que pueden contribuir a que la halitosis aparezca.

Pero antes de hablar de esos alimentos, recordemos que la enfermedad de las encías puede provocar malos olores en la boca, así que debes mantener un control de esas patologías.

Pero si el mal aliento persiste tras la curación de esas enfermedades bucodentales o de una profunda limpieza dental, puede que esté generado por una afección de los senos paranasales, reflujo gástrico, diabetes y enfermedades hepáticas o renales.

Ahora, hay alimentos precursores de la halitosis. Y aquí encontramos el ajo, la cebolla y el café, en cuyos compuestos hay algunos que causan mal olor. Son elementos que llegan a los pulmones a través del torrente sanguíneo.
Los alimentos ricos en azúcar también contribuyen al mal aliento, pues aceleran el crecimiento de bacterias en la boca. Allí se incluyen el chocolate, las galletas o los pasteles. Y lo más importante: cuanto más tiempo permanezcan los residuos en la boca, más tiempo podrán las bacterias alimentarse y prosperar.

Otro factor que potencia el mal aliento son hábitos como el consumo de tabaco, ya sea fumado o masticado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*