salud bucal personas mayores

Con el paso de los años e inconvenientes como la pérdida de los dientes y otras alteraciones la estética y funcionalidad de la boca va desapareciendo y aunque se consideran ‘cosas propias de la edad’, algunos de ellos son prevenibles.

El desgaste o el oscurecimiento de los dientes pueden deberse al paso del tiempo, pero no la caries o las enfermedades periodontales. Son enfermedades bucales producidas por la acumulación de placa bacteriana por no haber mantenido un control adecuado de la higiene bucal.

Por ello, para evitar que de ancianos tengamos esos problemas, hay que tomar acciones que perduren en el tiempo. Algunas de ellas son los hábitos mecánicos como el cepillado agresivo y el uso de pastas abrasivas pueden dañar dientes y encías; y el uso de algunos fármacos puede tener efectos adversos como la sequedad de la boca, tinciones dentales, mucositis, agrandamiento gingival, entre otros.

Las enfermedades orales más frecuentas en las personas mayores son:

–Caries. Es imprescindible acudir al odontólogo para poder controlar la placa a través de una buena higiene y una buena dieta.

Enfermedad periodontal. Suele ser consecuencia de mantener una mala higiene bucal, especialmente de la zona interdental o del margen entre encía y diente.

–Boca seca. Esta patología, también conocida como xerostomía, puede estar asociada a la toma prolongada de medicamentos (habitual en la tercera edad) y a variaciones funcionales de las glándulas salivales, lo que acaba reduciendo el flujo de saliva.

Candidiasis oral (hongos). Son más frecuentes en las personas mayores por las  alteraciones del sistema inmunitario debido a diferentes patologías que pueden provocar un sobrecrecimiento del hongo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*