Gran parte de las clínicas dentales han cerrado estos días por el actual estado de alarma en el que se encuentra el país y las que están abiertas solo cubren urgencias.

Dentro de las clínicas que están abiertas se está recibiendo a pacientes que no tienen ningún problema grave y tienen que enviarlos de vuelta a sus casas ya que son casos que no deben tratar. Los dentistas piden que la gente sea consciente de la gravedad de la situación, que ellos se están jugando su salud por tratar casos urgentes y que esas personas no sufran daños graves. Por lo tanto solicitan que si una persona no tiene nada grave, no acuda a ningún dentista.

Superar esta situación es tarea de todos y respetar a los profesionales que tienen que seguir trabajando para darnos servicio es primordial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*