verano sonrisas

Sabemos que la llegada del verano implica más paseos, más estar al aire libre, más compartir con la familia, pero también es descuidar el cuidado de los dientes.

No caigas en la tentación de relajar tus rutinas de higiene, y mucho menos la relacionada con la boca y los dientes. Recuerda que una boca sana está mejor preparada para prevenir la COVID-19.

Sigue cepillando tus dientes al menos dos veces al día, especialmente cuando vayas a dormir, usa limpieza interdental y enjuague. Pero además, protege tus labios de la exposición al sol, porque puede resecarlos.

Ese es nuestro primer consejo: mantener la rutina de higiene dental a toda costa. Y aplica para todos en la familia, incluso los niños, por muy tarde que vayan a la cama.

Evita las bebidas azucaradas, que son deseadas por el calor que irá subiendo con el verano y tantas actividades qué hacer, pero que son perjudiciales para los dientes.

Pero además, vigila el consumo de limonada, jugo y soda de tu familia, que no sean excesivas. Es mejor tomar agua, mejor si es fluorada, para combatir el calor, o leche para beber en las comidas.

Al terminar el verano, toma la previsión de acudir a tu dentista para una revisión oportuna de algún daño que pudo ocurrir durante estos meses de verano, y lleva a tus hijos antes que vuelvan al cole.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*