Cuando hablamos de Maloclusión nos estamos refiriendo al contacto irregular que tienen los dientes inferiores con los superiores.

Cuando existe una mordida correcta los dientes del maxilar superior puede acomodarse a la perfección con los dientes que se encuentran en el maxilar inferior, cuando las personas tienen esta posición se puede masticar de manera correcta los alimentos, hablar de manera correcta, articulando bien las palabras, etc.

La maloclusion es una consecuencia de tener los dientes desaliñados, con mordida cruzada, sobremordida. Uno de las causas más comunes que causa este inconveniente es el chaparse los dedos.

Consecuencias de la maloclusion:

  • Problemas en la mordida
  • Problemas con el tejido gingival
  • Problemas con la articulación mandibular
  • Inconvenientes en el habla
  • Problemas en el aspecto de las personas

En realidad la maloclusion puede aparecer por diferentes factores, entre ellos algunos genéticos y ambientales, entre ellas chuparse los dedos (como te mencionamos anteriormente) o tener poco espacio entre los dientes primarios o diente de leche, esto puede causar que existan algunos problemas cuando vayan apareciendo los dientes permanentes.

Para detectar este trastorno es necesario realizar un examen físico de la boca, en algunos casos se requiere la toma de radiografías, para poder saber como se encuentran los tejidos internos y los huesos.

Síntomas de la maloclusion:

  • Mordida chueca
  • Dientes chuecos
  • Mandíbula sobresaliente de la otra
  • Si al morder la mandíbula se traba o duele el oído
  • Si salen pequeñas ampollitas dentro de la boca

Foto | Flickr

Compartir
Artículo anteriorPartes del diente
Artículo siguienteLos 3 peores enemigos de los dientes
Avatar
Hola! Soy Leticia del Pino, trabajo como editora de contenidos y disfruto escribiendo sobre temas de interes como la odontología, la salud de los pacientes y los nuevos avances tecnológicos vinculados a la medicina en general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*