ninos dentista

Casi el 92% de los niños españoles de entre 6 y 12 años ha acudido a la consulta del dentista alguna vez. Tan sólo un 57,4% de los menores acudió al odontólogo para hacerse una revisión de carácter preventiva, según revela el ‘IV Estudio Anual sobre Hábitos Bucodentales en niños‘ realizado por Vitaldent, en colaboración con la Universidad de Murcia.

Este trabajo, que se ha presentado este sábado en Sevilla en el marco de las ‘I Jornadas Europeas de Salud Bucodental Infantil‘, que simultáneamente están acogiendo otras ciudades españolas, revela que sólo el 42,6 por ciento de los niños que acuden a la clínica es para hacerse algún tratamiento.

Por sexos, la encuesta sostiene que los niños tienen mayor prevención, ya que el 59,2 por ciento ha acudido al dentista a realizarse revisiones a pesar de no tener ningún problema bucodental, frente al 55,5 por ciento de las niñas.

Por edades, la revisión semestral o anual del odontólogo desciende conforme los niños (ambos sexos) van creciendo en edad, al igual que la visita al dentista para realizarse un tratamiento que también se incrementa conforme cumplen años.

De este modo, mientras que el 69,9 por ciento de los pequeños de seis años acude al dentista para hacerse una revisión, esta cifra cae hasta el 41,5 por ciento en niños de 12 años. En el caso de acudir al dentista para realizarse algún tratamiento, la cifra decrece en menores de 6 años hasta el 30 por ciento y aumenta en ninos de 12 hasta el 58,5 por ciento.

Para los autores de esta investigación, los datos que arroja la misma demuestran una “mayor despreocupación y desgana” de la su salud bucodental de los niños conforme evolucionan hacia la adolescencia.

En cuanto a los niños que han acudido a la consulta del odontólogo para solucionar algún problema bucodental, se han hecho en su mayoría empastes (51,9%), seguido de otros tratamientos (25%) y de ortodoncia (23,1%).

Por sexo, los varones superan a las niñas en cuanto a empastes se refiere, ya que el 68,5 por ciento de los niños se ha realizado un empaste frente al 62,4 por ciento de las niñas. También en ortodoncia los niños superan porcentualmente a las niñas, con 30,3 por ciento frente a un 27,8 por ciento de niñas.

Por edades, los empastes son los tratamientos más realizados en niños de 6 años, con un 80,4 por ciento, frente a un 63,9 por ciento en niños de 12 años. Sin embargo, es en esta edad cuando los tratamientos de ortodoncia comienzan a despuntar, ya que el 47 por ciento se han tenido que someter a este tipo de tratamiento.

El hábito de tomar chucherías y dulces va íntimamente relacionado con el hecho de tener que pasar por la consulta del odontólogo para realizarse un tratamiento bucodental y solucionar un problema. De este modo, y según la investigación, el 46,8 por ciento de los niños que comen dulces dos o tres veces por semana se han tenido que hacer algún tratamiento dental. Este dato desciende hasta el 38,9 por ciento que come dulces muy de vez en cuando.

Respecto a los hábitos de higiene dental, solo un 9 por ciento no se cepilla los dientes todos los días. Un dato positivo que se extrae de este estudio es que se está cada vez más concienciado de la importancia de la prevención y la educación en hábitos saludables en los niños para evitar posibles problemas bucodentales que afecten a su salud, ya que el 99,8 por ciento de los pequeños tiene cepillo de dientes en casa.

Sin embargo, no todos se cepillan los dientes todos los días, ya que el 91 por ciento lo hace diariamente frente a un 9 por ciento que aún no lo hace todos los días. En este sentido, las niñas están más concienciadas que los niños, ya que el 92,9 por ciento de ellas se cepilla todos los días frente al 89,1 por ciento de ellos.

Por edades, son los 6 y los 11 años las dos edades que menos se cepillan los dientes a diario con un 88,3 y un 88,9 por ciento respectivamente. A pesar de estos buenos datos de higiene bucodental, tan sólo el 60,6 por ciento de los niños se cepilla los dientes antes de irse a la cama, requisito fundamental ya que durante la noche disminuye la formación de saliva en nuestra boca, que es un agente básico que ayuda a los dientes a defenderse de las bacterias.

El 40,1 por ciento de los niños cambia el cepillo de dientes cada tres meses, tal y como recomiendan los odontólogos para que éste siga realizando su función de forma correcta que no es otra que eliminar la placa bacteriana de dientes y encías.

Por sexo, las niñas lo cambian con más frecuencia, el 41,2% lo cambia cada 3 meses mientras que con esa periodicidad lo hace el 39,1% de los niños.

En lo que a salud bucodental se refiere, sólo el 9,2 por ciento de ambos sexos afirma sufrir algún dolor en algún diente o muela. Por edad, son los de 10 años los que presentan un porcentaje más elevado en este sentido. El tramo de edad que menos se queja de sufrir alguna molestia es el de los de 12 años, con tan sólo un 5,5 por ciento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*