Seguiremos hablando de las muelas de juicio. No todas las personas tienen muelas de juicio o al salir sufren algún trastorno de juicio, esto puede pasar por diferentes razones.

En primer lugar puede ser por razones de tipo genéticas, en estos casos el tercer molar puede no formarse, o sea que nunca erupcionará o saldrá. Es una posibilidad bastante poco frecuente pero en ocasiones suele presentarse. Otra opción es que el molar erupciones y participe de la masticación de forma normal y por último, puede pasar que el molar quede atrapado en el hueso maxilar o en la mandíbula en forma parcial o total, esto causa una serie de inconvenientes lo cuales requieren la intervención de un dentista.

Existen diferentes razones por las cuales la muela de juicio puede quedar atrapada en el hueso, estas pueden ser divididas en factores locales y factores generales del paciente. Los factores generales son (normalmente) hereditarios y congénitos (malformaciones que afecten a la cara y los maxilares). Dentro de los motivos locales la causa más frecuente es la falta de espacio, como son las últimas piezas en salir generalmente llega a faltar lugar generando la aparición de dientes superpuestos y quistes.

Si las muelas de juicio quedan atrapadas pueden aparecer una serie de problemas de los que te iremos hablando en un próximo artículo. Algunos de ellos pueden ser considerados como problemas mecánicos y otros infecciosos.

Foto | Flickr

——

Otros enlaces de interés:
Si buscas un tratamiento de implantes dentales cerca de tu casa, entra en este directorio.

Compartir
Artículo anteriorUna curiosidad en los JJOO: Un grill de diamantes
Artículo siguienteAnestesia en odontología
Avatar
Hola! Soy Leticia del Pino, trabajo como editora de contenidos y disfruto escribiendo sobre temas de interes como la odontología, la salud de los pacientes y los nuevos avances tecnológicos vinculados a la medicina en general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*