Neuralgia de trigémino y salud oral

Las llamadas zonas de activación relacionadas a la neuralgia de trigémino, por lo general se localizan alrededor de las mejillas, la nariz, los labios o en el interior de la boca y en este último caso a menudo suele confundirse con un dolor de muelas.

Diagnóstico de la neuralgia de trigémino

Esta patología tiene su diagnóstico basándose en los síntomas, que deben incluir una historia de dolor puntualmente a lo largo del nervio trigémino, que puede estar separado con intervalos libres de dolor. De base su diagnóstico requerirá de una resonancia magnética para buscar o descartar otras condiciones posibles, tales como un tumor, aneurisma o la esclerosis múltiple.

Duración del dolor en un ataque

Los ataques de neuralgia del trigémino pueden durar de varios segundos a un minuto, para luego desaparecer, pero pueden ser repetitivos o sea uno tras otro y su número siempre es variable, ya que por ejemplo algunas personas tienen uno o dos por día y otros varios por minuto durante todo el día. Los ataques manifestarse también de forma regular extendiéndose por días, semanas o meses, así como parar por largos períodos de tiempo y en los casos severos esta condición puede ser invalidante.

Tratamiento de la neuralgia de trigémino

Desde el enfoque medico las medicaciones recetadas pueden ser varias, para tratar en mayor medida prevenir los ataques y estos incluyen:

-Oxcarbazepina

-Carbamazepina

-La gabapentina

-La fenitoína

Todos estos fármacos poseen potenciales efectos secundarios graves, por lo que tanto los dentistas como los médicos deben controlar rigurosamente su uso y muchos casos suelen combinarse con otros fármacos, tales como el baclofeno, para el alivio el dolor. Un dato a tener muy en cuenta también es que algunos de estos medicamentos pueden requerir de análisis de sangre, mientras se consumen con la intención de controlar la función hepática y el nivel de la droga en la sangre.

Para tener muy en cuenta; además del tratamiento convencional a base de medicamentos, algunas personas han reportado un mayor alivio con la complementación de terapias alternativas, pero siempre bajo la supervisión profesional, siendo las más elegidas la acupuntura, el biofeedback, terapia nutricional y estimulación eléctrica de los nervios.

Imagen. MF

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*