Neuralgia de Trigémino y salud oral

La neuralgia del trigémino representa una afección de este nervio facial, que por lo general involucra a un lado de la mandíbula, las mejillas y la boca, conociéndose popularmente también con el nombre de “tic doloroso”. El nervio trigémino se encarga de enviar los impulsos al cerebro de la cara, la mandíbula, las encías, la frente y el área alrededor de los ojos.

Esta condición tiene causas desconocidas aun, pero se presume su posible origen en la presión que ejerce un vaso sanguíneo sobre el nervio en la cabeza a medida que sale del tallo cerebral, situación que puede producirse como resultado de otras patologías tales como; esclerosis múltiple, un tumor cerebral o un aneurisma, pero es de destacar que en 9 de cada 10 casos, no se presenta una enfermedad cerebral grave. Sin embargo cuando se manifiesta la patología se deberá llevar a cabo una tomografía computarizada o resonancia magnética, para descartar enfermedades cerebrales.

Otro dato a tener muy en cuenta es que la neuralgia del trigémino suele ser poco frecuente en personas menores de 50 años, pero si es más frecuente en mujeres que en hombres y cuando se manifiesta en personas más jóvenes, existe una mayor probabilidad de la existencia de una patología cerebral o esclerosis múltiple, como causa.

Síntomas

La sintomatología que produce la neuralgia del trigémino se basa en un dolor súbito y severo en un lado de la cara, a modo de descarga eléctrica, la cual puede tener una duración de varios segundos a un minuto y luego desaparece, es de tener en cuenta también que en los días previos a un ataque, se puede manifestar un hormigueo, entumecimiento o dolor constante.

El dolor ocasionado por este trastorno facial suele comenzar siempre en un mismo punto de la cara cada vez, por ello a esta área se la denomina, “zona de gatillo“, que puede estimularse con solo afeitarse, ducharse, comer, hablar, ponerse maquillaje o incluso exponerse al viento. Por ello los afectados a menudo tratan de proteger esta zona puntual para evitar la estimulación. Continuaremos desarrollando esta patología en sucesivos artículos.

Imagen. MF

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*