Los niños que presentan defectos en la superficie del esmalte dental, tienen una tendencia mayor a ser intolerantes al gluten (enfermedad celiaca), según lo determinó un estudio egipcio.

Los defectos en el esmalte dental de los niños que participaron en el estudio, incluían picaduras y ranuras, así como también falta de esmalte en los dientes. Las edades oscilaban entre los 4 y 12 años, todos presentaban defectos tanto en los dientes de leche como en los permanentes.

A todos los niños se les realizó una prueba de sangre para detectar intolerancia al gluten, ya que esta proteína presente en muchos granos (principalmente el trigo), provoca una reacción inmune en la persona afectada y como resultado del estudio alrededor del 18 por ciento de los niños que tenían defectos en el esmalte, también tenían la enfermedad celíaca.

Los niños con esta condición eran más bajos de estatura y pesaba menos, en promedio, que aquellos que no la tenían. Todos los niños recibieron atención dental regular durante un año y los diagnosticados con la enfermedad celíaca incorporaron una dieta libre de gluten. Después de un año, los niños con enfermedad celíaca mostraron una mayor mejoría, comparados con los que no tenían la enfermedad.

La Sociedad Norteamericana de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición considera a los defectos en el esmalte dental como un factor de riesgo relacionado con la enfermedad celíaca, por ello los autores del estudio dicen que los niños con defectos en el esmalte deberían someterse a estudios para determina si padecen la enfermedad celíaca, sobre todo si tienen bajo peso.

El estudio fue publicado en la revista Pediatrics.

Imagen: flickr

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*