cepillo de dientes mojado

A pesar que es un hábito inculcado desde que somos niños, el cepillado de los dientes es un proceso que pudiéramos estar haciendo con errores.

No te alarmes. Es normal que tengamos fallas en el ritual, pero no dejarlas allí. Debes identificarlas y actuar para desterrarlas asegurándote una limpieza adecuada de tu dentadura y garantizando una hermosa sonrisa.

En este artículo te diremos cuáles son los seis errores más comunes que cometemos a la hora de lavarnos los dientes.

  1. MOJAR EL CEPILLO. No debemos mojar el cepillo de dientes antes de comenzar el proceso de cepillado. Es mejor que esté seco para que arrastre mejor la suciedad y elimine con mayor eficacia los restos de alimentos. Al estar húmedo también generará más espuma de la necesaria.
  2. CEPILLADO RÁPIDO. Al menos dos minutos debes dedicarle al cepillado de tus dientes, de lo contrario no será efectivo, al dejar zonas sin limpieza.
  3. MÁS PASTA DE LA NECESARIA. En las piezas publicitarias verás que cubren todas las cerdas del cepillo, pero basta con colocar solo un poco, como un garbanzo, para asegurar la limpieza dental.
  4. ENJUAGARSE DEMASIADO. Terminado el proceso de cepillado, no hay que enjuagar la boca en exceso. Si eliminas todo el resto, los componentes de la pasta, como el flúor, no podrán actuar correctamente.
  5. CEPILLO INCLINADO. El cepillo debe mantenerse en un ángulo de 45 grados y alternar movimientos circulares con rectos desde la encía al diente.
  6. CEPILLAR JUSTO DESPUÉS DE COMER. ¡No! Lo ideal es esperar al menos 30 minutos después de cada comida para cepillar los dientes. La razón es que si se lavan los dientes de inmediato hay riesgo de esparcir el ácido de la comida sobre los dientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*