Este tipo de tratamiento debe ser empezado luego de los seis años de edad. Esto es porque los dientes que están creciendo o saliendo puedan llegar a tener un armonioso lugar sobre los maxilares.
.
En este tipo de tratamiento pueden ser usados los aparatos de goma flexible, que el niño debe colocar en su boca por una lapso de dos horas al día, así se van estimulando todos los músculos involucrados en la masticación. Con el paso del tiempo se va realizando una modificación ósea que servirá para corregir las anomalías dentales.

Muchas veces la anomalía dento facial se encuentra acompañada de signos neurofuncionales respiratorios y digestivos. Cuando se comienzan a realizar los tratamientos los pequeños vuelvan a tener una buena masticación, deglución, respiración, fonación y una armonía general.

Como siempre te decimos, es fundamental la consulta periódica al dentista, quien evaluará cuando comenzar el tratamiento, teniendo en cuenta que a medida el pequeño vaya creciendo el problema será más evidente y complicado de corregir. Cuando se comienza con un tratamiento tardío se puede terminar llevando un tratamiento ortodónticos extensos con resultados pobres y poco satisfactorios. En los casos más extremos se debe llevar a realizar una cirugía máxilofacial que corrija la deformidad, teniendo en cuenta que no solamente se trata de un problema estético sino que involucra la salud en general.

Enlaces de interés:

Si necesitas una crema facial sensilis te recomiendo que visites la parafarmacia online mercafarma.net

Foto | Flickr

Compartir
Artículo anteriorExtracción de dientes, por que se realizan
Artículo siguienteLa implantología como ciencia
Avatar
Hola! Soy Leticia del Pino, trabajo como editora de contenidos y disfruto escribiendo sobre temas de interes como la odontología, la salud de los pacientes y los nuevos avances tecnológicos vinculados a la medicina en general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*