Óxido nitroso y ansiedad dental

El óxido nitroso, conocido popularmente como “gas de la risa o gas hilarante” se administra en odontología para sedar al paciente con una máscara que se coloca sobre la nariz, pero de modo que el paciente siempre este recibiendo más oxígeno que el obtenido por una inhalación de aire regular.

El óxido nitroso (N2O) es simplemente un gas que se aspira, es incoloro, inodoro y no irrita, fue descubierto en 1772 por Humphrey Davy, uno de los pioneros sobre la experimentación de óxido nitroso, probando sus efectos en sí mismo por un dolor de muelas e infección de las encías. En medicina suele utilizarse en una mezcla de 50% de oxígeno a 50% de óxido nitroso, que se conoce con el nombre de “entonox” o simplemente “gas y aire“.

Una de las ventajas del óxido nitroso sobre otras formas de sedación es que su acción es inmediata, ya que en pocos minutos el paciente se relaja, teniendo como beneficio además que al terminar el tratamiento dental, la recuperación es bastante rápida sin quedar en estado de somnolencia como sucede con otros sedantes.

¿El óxido nitroso es peligroso?

El óxido nitroso es seguro cuando se administra con el oxígeno adecuado y sus efectos secundarios son muy poco frecuentes, pero de presentarse se reducen a náuseas.

Se debe tener en cuenta que el óxido nitroso puede ser perjudicial en una exposición a largo plazo, situación que se aplica principalmente a las personas que trabajan en trabajan en los consultorios dentales, ya que se exponen a él todos los días durante años, según el libro de texto de Odontología Pediátrica Pinkham.

En conclusión el óxido nitroso puede ayudar a muchos pacientes a superar su ansiedad dental, permitiendo una recuperación rápida a sus efectos y facilitando las prácticas odontológicas.

Imagen: MF

2 Comentarios

  1. Necesito saber en Argentina un odontologo especialista en niños con odontofobia que utilice anestecia con oxido nitroso. Es urgente. Gracias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*