Patologías en la lengua

 

 

 

En los siguientes artículos te iremos contando acerca de las diferentes patologías que pueden aparecer en la lengua. En algunos casos no llegan a ser perjudiciales, pero en otras oportunidades deberemos consultar de manera rápida con el dentista para un diagnóstico, y si es necesario realizar un tratamiento que minimice los daños.

Entre los diferentes tipos de patología encontramos la lengua escrotal o fisurada, la lengua geográfica, glositis romboidal media, lengua vellosa, lengua dentada, hipertrofia de las papilas foliáceas.

Lengua plegada, escrotal o fisurada
En este caso estamos frente a una patología que es seguida de grietas y fisuras en el dorso de la misma. Este tipo de problema es normal en la infancia, en algunos casos llega a incrementarse con el paso de los años. Es un problema que aparece en los problemas sanos y también con mayor prevalencia en personas con síndrome de Down.

Existen diferentes fisuras y pueden ubicarse en distintas partes y con diferentes formas, en algunos casos llegan a atravesar la superficie del dorso de la lengua, dándose de manera oblicua, transversal o transversal. Uno de los problemas que se debe evitar es que no se retengan alimentos en las fisuras, lo que podría generar molestias, escozor o dolor.

Para eliminar este problema bastará con eliminar los restos con una correcta higiene oral. Si se nota le presencia de una candidiasis el dentista podrá prescribir gel de miconazol.

Lengua geográfica
En este caso estamos frente a una enfermedad cuyo origen es desconocido. Se puede ver más en los niños y se puede relacionar con cuadros de alergia y psoriasis. Es importante mencionar que también se podrá dar en los pacientes que tengan trastornos emocionales.

Se trata de zonas sin papilas que se vuelve más roja, las zonas son circulantes y ovaladas presentándose en el dorso de la lengua. Se caracterizan por tener límites precisos, además de un halo blanquecino de leucodema.

Puede generar una sensación de picor, aunque en muchos casos el problema pasa sin generar ningún síntoma. Lo único necesario sería realizar un control en el dentista y realizar controles frecuentes si el problema aparece en más de una oportunidad.

Si el escozor es fuerte seguramente el dentista aconsejará seguir un tratamiento utilizando enjuagues anestésicos locales o antihistamínicos en solución

Foto | Pixabay

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*