Las bebidas energéticas tienen la posibilidad de causarle daño a los dientes, lamentablemente los daños son irreversibles.

Debemos tener en cuenta que todo lo que ingerimos pasa primero por nuestra boca, afectando (o no) nuestra dentadura. Por eso, como siempre te decimos, es muy importante realizar una correcta higiene.

Una investigación realizada en Estados Unidos señaló que el esmalte de las piezas puede ser dañado por las bebidas energéticas. Para la investigación se examinaron los niveles de acidez de varias bebidas isotónicas y varias bebidas energéticas. El objetivo era examinar los niveles de acidez y los efectos. Para la prueba los investigadores sumergieron muestras de esmalte dental humano en cada bebida por un cuarto de hora. Después las muestras fueron colocadas dentro de una solución artificial de saliva.

El proceso se realizó durante varios días, mientras los investigadores controlaban los daños en el esmalte. Como conclusión se supo que el daño es irreversible y evidente. Sin la cobertura del esmalte el diente queda desprotegido, se vuelve ultrasensible y más expuesto a la aparición de caries.

Dentro de los consejos que dieron los profesionales se encuentran:

  • Reducir el consumo de bebidas energéticas (en especial en los jóvenes)
  • Esperar una hora para cepillarse los dientes

Foto | Flickr

Compartir
Artículo anteriorHigiene de las prótesis bucales (II)
Artículo siguienteCómo el embarazo afecta a su salud oral
Avatar
Hola! Soy Leticia del Pino, trabajo como editora de contenidos y disfruto escribiendo sobre temas de interes como la odontología, la salud de los pacientes y los nuevos avances tecnológicos vinculados a la medicina en general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*