perros para el miedo al dentista

Bajar los niveles de ansiedad durante un procedimiento dental con la ayuda de un perro es una práctica que se extiende en Estados Unidos, y que puede ser repetida en otras latitudes, como en España.

Sin embargo, ya hay alertas en el país norteamericano, por las regulaciones que deben existir para que el perro sea una ayuda y no una tragedia.

Las estadísticas indican que uno de cada tres estadounidenses sufre ansiedad y miedo al dentista. Pero, un estudio, publicado en la revista Animals, determinó que los pacientes con odontofobia, que tenían un perro tumbado en su regazo durante el tratamiento, experimentaban una disminución de sus niveles de estrés y presión arterial.

Esta investigación refuerza algunas otras que han demostrado la eficiencia de la presencia de animales en las consultas para reducir la percepción del dolor y mejorar el estado de ánimo de los pacientes.

Sin embargo, hay quienes se preocupan por la higiene en la clínica y la seguridad, ya que algunos dentistas llevan perros sin el entrenamiento adecuado.

Esas quejas tuvieron eco en el estado de Carolina del Norte, donde las autoridades aplican desde mediados de 2021 una norma que permite solo a cierto tipo de perros bien entrenados.
Aunque ya los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han declarado que estos animales no suponen un riesgo significativo de transmisión de infecciones en la consulta del dentista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*