odontologia preventiva

La odontología preventiva es la mejor forma tener una sonrisa sana y cuidada a largo plazo. La tendencia más elevada hoy en día en salud dental es tratar patologías dentales incluso antes de que aparezcan.

Si estás dispuesto a practicar la odontología preventiva, lo primero que debes hacer es dejar la mala costumbre de ir al dentista únicamente cuando te duelen los dientes o detectas algún problema en tu salud bucodental.

La visita al odontólogo es recomendable de forma periódica, al menos una vez al año y siempre antes de que un problema se desarrolle o presente riesgos evidentes.

Con esto, se logra detectar pequeñas patologías dentales y tratarlas a tiempo, antes de que se desarrollen o vayan a más.

El especialista, en esa visita, hará un estudio de los dientes y la boca en general, con objetivo de revisión y prevención de cualquier enfermedad, infección, desgaste o rotura se le denomina odontología preventiva.

Los beneficios para la salud que ofrece la odontología preventiva son evidentes y están enfocados a evitar el desarrollo de cualquier problema en tus dientes. Disfrutarás de una boca y dientes saludables en todo momento.

Podrás actuar lo antes posible en caso de que el odontólogo identifique cualquier síntoma o signo de una patología incipiente, evitando que el problema se desarrolle o vaya a más.

Además de visitar al dentista al menos una vez al año, la odontología preventiva se basa en tener hábitos de cuidado habituales, como el cepillado diario, uso de colutorio, alimentación saludable, e ingesta habitual de agua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*