bebidas recomendaciones

n verano aumenta el consumo de bebidas refrescantes, por las altas temperaturas, las actividades al aire libre y las salidas con amigos.

Pero no todas más bebidas son buenas para la salud bucal, y mucho menos si se consumen en exceso. Por ejemplo, los zumos envasados y las bebidas carbonatadas o energéticas suponen un riesgo importante, que debes conocer.

Al poseer una gran cantidad de azúcar y dióxido de carbono (que se transforma en ácido carbónico) dejan residuos que activan las bacterias de la boca, sobre todo las responsables de crear la placa bacteriana, o sarro. Esto vale incluso para las que se catalogan de “sugar free”.

Además, estas bebidas son altamente ácidas, que producen la erosión del esmalte, incrementa la sensibilidad dentaria y el riesgo de padecer caries.

La recomendación del Consejo General de Dentistas es que su ingesta sea moderada y que se prefiera agua sobre estas opciones.

También hay que tomar en cuenta que el café, que no es tan popular en la temporada estival, pero sí el resto del año, contiene una alta concentración de moléculas cromógenas que pigmentan el esmalte de los diente. Se trata de manchas extrínsecas (exteriores) que no penetran en la estructura del diente y que, por lo tanto, se pueden eliminar.

En cuanto al té, depende de la variedad del mismo: el té negro y el té rojo son tan cromógenos como el café. Sin embargo, el té verde, al no tener tantos taninos, es menos nocivo.

De todos modos, independientemente de lo que se coma, siempre quedan restos alimentarios que hay que eliminar con un adecuado cepillado dental y pasta dentífrica fluorada.

Del mismo modo, insiste en que ningún alimento, por muy sano que sea, sustituye al cepillado dental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*