xerostomía

Generalmente la boca se seca cuando el efecto de algún medicamento lo provoca, o el paso de los años. Pero hay otras causas de las que se debe estar al tanto, pues no es saludable que falta la saliva en la cavidad bucal.

Sabiendo que la sequedad bucal es un trastorno de las glándulas salivales que impide que produzcan la saliva suficiente para mantener la boca húmeda, hay que conocer todo sobre ella.

La saliva es un elemento esencial que tiene propiedades antibacterianas y que ayuda a controlar el pH de la boca. Si falta, hay más riesgo de padecer caries dentales. La saliva también mejora la capacidad del gusto y facilita la masticación y la digestión.

Cuando la sequedad o la xerostomía está causada por una enfermedad que afecte directamente a las glándulas salivales hay que tomarla en serio. Algunas de las causas son: el estrés, hablar mucho en público, a ingerir sustancias como el tabaco o el alcohol o alguna enfermedad sistémica.

Todo puede variar, y cuando se sienta la sequedad es urgente ir al dentista. Puede ser desde una ligera molestia hasta problemas más graves que pongan en peligro la salud de las encías, de los dientes y del apetito.

La falta de saliva facilita también que las bacterias proliferen, así que es fundamental extremar la limpieza para evitar el desarrollo de otras patologías relacionadas con las bacterias.

Y un dato de relevancia: deben evitarse los colutorios con alcohol, ya que este ingrediente puede resecar aún más la boca.

Los síntomas son estos:

-Sensación de viscosidad en la boca.

-Saliva espesa y fibrosa.

-Mal aliento.

-Dificultad para masticar, hablar y tragar.

-Lengua seca o con surcos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*