Al hablar del ATM nos estamos refiriendo a una articulación por la cual podemos abrir y cerrar nuestra boca. Esta se encuentra delante de los oídos y a cada uno de los lados de nuestra cabeza.

Gracias a esta articulación las personas podemos realizar diferentes acciones, entre ellas hablar, masticar, tragar, bostezar. Se estima que es una de las articulaciones que más se usan de todo el cuerpo. Si quieres sentir donde se encuentra exactamente bastará que pongas tus dedos delante de tu oído y presiones mientras abres y cierras la boca, mediante este movimiento podrás sentir su localización.

Existen diferentes problemas que pueden surgir con esta articulación, uno de ellos es el Síndrome de Disfunción Cráneo Mandibular (DCM). Se trata de un trastorno bastante doloroso o una deformación de la ATM. Estos problemas fueron descubiertos desde hace muchos años, ya Hipócrates hablaba del tema, pero fue James Costen cuando en 1934 reconoció los síntomas puntuales de la ATM que después se reconocería como síndrome de Costen.

Este tipo de síndrome es mucho más común de lo que pensamos, pero como en la mayoría de los casos es muy leve ni siquiera llega a diagnosticarse. Cerca del 80 por ciento de las personas que lo padecen tienen, en promedio, cerca de 34 años y se estima que uno por cada tres mujeres lo sufren.

Foto | Flickr

Compartir
Artículo anteriorCómo el embarazo afecta a su salud oral
Artículo siguienteBulimia y sus efectos sobre la salud dental
Avatar
Hola! Soy Leticia del Pino, trabajo como editora de contenidos y disfruto escribiendo sobre temas de interes como la odontología, la salud de los pacientes y los nuevos avances tecnológicos vinculados a la medicina en general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*