salud-dental-en-el-embarazo-dentistas-en-madrid

El embarazo produce muchos cambios, incluido el cambio en la salud oral. Los profesionales dentales recomiendan que todas las mujeres embarazadas visiten a su dentista antes de tener un bebé, para cuidar las caries y cualquier problema relacionado con el embarazo que deban atenderse.

Las afecciones dentales más comunes en embarazadas

Embarazo y gingivitis

La inflamación y el sangrado de las encías (gingivitis) son comunes durante el embarazo. Los cambios en los niveles hormonales en el cuerpo pueden causar un aumento de la circulación sanguínea en el área de las encías, lo que  aumenta el riesgo de sangrado . Estos cambios también pueden hacer que la placa se acumule en la encía, lo que aumenta la probabilidad de infección bacteriana. Es importante cuidar bien las encías, incluso antes de quedar embarazada, cepillarse y usar hilo dental al menos dos veces al día (o más), y visitar a su dentista para una limpieza profesional. Usar un enjuague de agua salada para mantener las encías limpias durante el embarazo, y tratar de mantener una dieta saludable retirando los alimentos refinados, azucarados y dulces que promuevan la acumulación de placa. Debido a que algunos  medicamentos pueden ser dañinos durante el embarazo , es mejor evitar la infección por completo.

Embarazo y caries

Debido a que la placa se puede acumular más fácilmente en las encías y los dientes, también pueden surgir caries. Las náuseas matutinas (que pueden incluir episodios de vómitos) también pueden promover las caries, ya que crean un ambiente ácido que erosiona el esmalte dental. Los problemas orales no solo son un problema para las madres, sino también para el bebé, ya que problemas como periodontitis y caries dental graves aumentan el riesgo de parto prematuro,  diabetes gestacional y preeclampsia, una condición peligrosa caracterizada por presión arterial alta, niveles altos de proteínas en la orina, e hinchazón de las extremidades.

Tumores de embarazo

Algunas mujeres desarrollan bultos no cancerosos engañosamente llamados «tumores del embarazo», que en realidad no son peligrosos. Estos pequeños bultos se forman entre los dientes y aparecen con mayor frecuencia durante el segundo trimestre. También llamado ‘granuloma piógeno’, pueden sangrar fácilmente y causar molestias. Su dentista puede recomendar la extracción, aunque suelen desaparecer por sí solos  una vez que se ha dado a luz.

Dientes más flojos

Los dientes pueden aflojarse durante el embarazo, incluso si sus encías están sanas, debido a los niveles altos de progesterona y estrógeno, que afectan los ligamentos que soportan los dientes. Una vez más, esta condición es temporal y no conduce a la pérdida de dientes. Consulte a su dentista si los dientes flojos le causan molestias para asegurarse de que el movimiento esté relacionado simplemente con las hormonas.

Si está pensando en quedar embarazada o ya está esperando un bebé, pensar en su salud oral es una prioridad. Además, una buena limpieza profesional asegurará que sus encías y dientes estén libres de placa, y asegurará que cualquier signo de caries o enfermedad de las encías se trate con medicamentos y técnicas seguras para el embarazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*