maloclusion

Las maloclusiones son una condición en la que las dos arcadas dentales o maxilares no encajan correctamente y/o cuando la dentición no está perfectamente alineada. Es decir, la maloclusión se produce cuando los dientes están en mala posición dentro del arco o respecto al maxilar opuesto. Las maloclusiones pueden ser clasificadas en tres categorías principales:

  1. Maloclusiones Clase I: Esta es la relación normal entre los molares, aunque la línea de oclusión es incorrecta debido a la malposición dental, rotaciones u otras causas.
  2. Maloclusiones Clase II: Se caracteriza por una posición adelantada durante la oclusión del primer molar superior con relación al primer molar inferior. Los dientes anteriores superiores se encuentran adelantes —protruidos— en combinación con la inclinación hacia adentro —retrusión— de los incisivos inferiores.
  3. Maloclusiones Clase III: Esta se produce cuando la mandíbula muerde más adelante de donde tiene que morder.

Además de estas, existen otros tipos de maloclusiones como la mordida profunda, donde los dientes de arriba cubren más de 3 mm de los de abajo; la mordida abierta, cuando los dientes superiores e inferiores no se solapan entre ellos; y la mordida cruzada, que se produce por una alteración en la anchura de los maxilares o en las inclinaciones dentales.

Es importante tratar las maloclusiones ya que pueden causar problemas como caries, gingivitis, periodontitis, desgaste inadecuado de los dientes, problemas en la articulación de la mandíbula (ATM), sobrecargas musculares, dolor de cervicales o migrañas. La detección temprana y el tratamiento adecuado de las maloclusiones pueden prevenir estos problemas y mejorar la salud bucodental del paciente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*