Los adultos que reciben radiaciones frecuentes por tratamientos dentales durante toda la vida, tienen un mayor riesgo a desarrollar tumores cerebrales, según un nuevo estudio.

El meningioma es un tumor que suele desarrollarse en las membranas que cubren el cerebro y la médula espinal, pero la mayoría de ellos son benignos o sea no cancerosos.

La Asociación Dental Americana (ADA) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) recomienda que los niños sin caries deberían recibir cada 1 o 2 años radiografías panorámicas y los adultos sin caries últimos deben recibirlas cada 2 o 3 años.

Las radiografías de mordida o panorámicas se basan en una película de rayos X que se mantiene en su lugar por morder en ella y proporcionan una vista de toda la boca en la película.

Las radiaciones ionizantes, como las emitidas por los rayos X, están vinculadas con un mayor riesgo de meningioma y este tumor representa estadísticamente el 27% de los tumores cerebrales, que son más comunes en mujeres de mediana edad.

Otro dato importante es que el diagnóstico de meningioma se ha mostrado más común entre las personas con ingresos más altos, que además también son más propensas a recibir servicios dentales más asiduos, que incluyen la exposición a los rayos-X, aunque este vínculo se encuentra en estudio.

Los especialistas también hacen hincapié en que los rayos X solo deben tomarse cuando sean inevitablemente necesarios y no indiscriminadamente, debiendo por lo tanto ser evitados cuando no es probable que proporcionar información vital para el cuidado del paciente.

También se debe tener en cuenta que las maquinas de rayos X y de película dental han mejorado mucho en las últimas décadas y muchos dentistas en la actualidad utilizan rayos X digitales o de alta velocidad para la película dental o panorámica, que pueden reducir la cantidad de exposición a la radiación a la mitad.

El estudio fue publicado en la revista Cáncer.

Imagen: Flickr

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*