Existe una conexión entre la salud cardiaca y la salud de las encías, ya que la enfermedad crónica periodontal o de las encías, puede contribuir a generar problemas cardiacos.

Esta relación tiene su punto de conexión en las bacterias, debido a que la enfermedad de las encías se caracteriza por la infección de bacterias y éstas pueden llegar al corazón a través del torrente sanguíneo, alcanzándose a depositar o adherirse a los vasos del corazón, particularmente en los depósitos grasos, provocando un afección que puede derivar en la formación de coágulos y éstos causar un ataque cardíaco por obstrucción.

En los casos donde ya exista un dolencia cardiaca, es muy importante que el dentista sepa de su existencia, para sumar sus consejos especiales del caso a los recibidos por el medico o cardiólogo que atienda la enfermedad cardiaca de base.

Además es muy importante saber que si ya existe una afección cardíaca, el sangrado de la encías permite el acceso de bacterias al sistema cardiaco por el torrente sanguíneo, situación que incrementará la posibilidad del desarrollo de una endocarditis bacteriana, que puede instalarse tanto en las válvulas como en las paredes internas del corazón, llegando a dañar o hasta destruir las válvulas o tejido cardíaco, en el peor de los casos.

Por ello desde los Centros de Salud Pública se aconseja mantener la salud oral, como un factor esencial en lo que respecta al mantenimiento de la salud general de una persona, recomendado especial atención en la higiene bucal y la visita regular al dentista, como la mejor prevención de enfermedades.

Imagen: Flickr

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*