ronquido

Cuando los músculos encargados de mantener abierta las vías respiratorias se relajan, obstruyen el paso de aire entre la parte posterior de la boca y la nariz, produciendo el ronquido.

No pasa nada si esa obstrucción es leve, pero puede ser peligrosa si es muy alta al punto de reducir la llegada de oxígeno al cerebro, una enfermedad conocida como apnea del sueño y que puede generar problemas graves de salud.

Para saber si se padece apnea del sueño, hay síntomas durante el día que lo indican, como la irritabilidad, apatía, cansancio habitual, excesiva somnolencia, sensación de no haber descansado y dolor de cabeza.

Mientras que por la noche se pueden experimentar pesadillas, ronquidos, insomnio, sensación de ahogo y movimientos anormales.

Los dentistas pueden atender el ronquido y la apnea del sueño. Uno muy innovador y efectivo en casos leves y moderados es el uso de férulas de adelantamiento mandibular (FAM), que modifican la posición de la mandíbula y la lengua con el fin de aumentar el paso del aire entre la boca y la nariz, evitando así que se produzcan los ronquidos y la apnea del sueño.

“Estas férulas son realizadas a medida por el odontólogo para que se ajuste perfectamente a la boca de cada paciente, sin que le sea perjudicial ni le modifique la mordida”, indica Sanitas en su sitio web.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*