Las caries de biberón son una condición que ocurre en niños de edades que oscilan entre los 18 meses y 3 años, provocadas por la exposición prolongada de los dientes a la leche o jugo que toman de una botella o biberón.

La caries se forman debido a que la leche o jugo en la boca se descompone en ácido láctico y esta es la causa de su formación, por ello se recomienda no dejar al niño en la cama con un biberón de leche, fórmula, jugos, o cualquier otro producto que contenga azúcar, pensando que así estará mas cómodo, ya que por el contrario se prolonga la exposición a los ácidos que esta consumiendo.

Las caries de biberón son el resultad de un deterioro progresivo de los dientes en un bebé o niño pequeño, que comienza generalmente a manifestarse en los dientes anteriores y luego se expande a los molares. La caries dental se produce cuando el esmalte, que es la capa protectora en los dientes, se lesiona o rompe permitiendo la entrada de las bacterias que naturalmente la boca contiene.

Cuando un bebé toma los líquidos a través de una botella, el líquido tiende ha acumularse y al contener azúcares comienzan el proceso, ya que esta se combina con las bacterias y forman una sustancia pegajosa llamada placa dental, que se adhiere al diente y en el tiempo lo erosiona afectando la integridad del esmalte.

A medida que el daño progresa, el deterioro puede conducir a:

-Un absceso, que es una infección e inflamación del diente y la encía

-Caries dentales, también conocidas como cavidades, que son agujeros en el esmalte que exponen parte del diente

-Dolor severo, cuando la caries alcanza la pulpa o nervio del diente

Imagen: Flickr

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*