La sequedad oral recibe el nombre de “xerostomía”, una condición que se basa en una deficiencia de producción de saliva por un mal funcionamiento de las glándulas que la generan, aunque generalmente suele producirse por cortos periodos de tiempo, también pueden presentarse casos agudos.

La sequedad de la boca presenta consecuencias tales como la “halitosis o mal aliento”, una condición incomoda que afecta el desempeño de la vida cotidiana y suele ser frustrante. La producción de saliva es muy importante, para controlar bacterias y microbios, que en su ausencia se multiplican más rápidamente, causando desequilibrios en la salud bucal de forma general.

Una de las principales causas de la xerostomía es la deshidratación, situación en la cual el organismo al perder gran cantidad de liquido y no reponerlo, sufre consecuencias sobre sus funciones vitales, entre ella la sequedad oral, por lo cual es sumamente importante una hidratación correcta que se basa en beber al menos2 litros de líquido cada día.

La deshidratación también puede tener como origen otras complicaciones de salud subyacentes, tales como; vómitos constantes, diarrea, sudoración en exceso o estados febriles, por supuesto que en estos casos la intervención profesional es indispensable.

Otra causa importante generadora de xerostomía puede ser el hábito de fumar o mascar tabaco con regularidad, ya que los cigarrillos contienen ingredientes químicos que impiden la producción de saliva, por lo tanto los fumadores pueden experimentar con bastante frecuencia la sequedad oral.

Así como también las personas que se someten a ciertos tratamientos médicos como la quimioterapia o la radioterapia, también pueden experimentar a corto plazo o largo plazo la condición, debido a que se ha demostrado científicamente que estos procedimientos médicos invasivos, destruyen las glándulas salivales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*