buceo

Son los últimos días del verano, y tendemos a realizar todas las actividades que no tuvimos tiempo de hacer. Pero, lo importante es no olvidar las precauciones, sobre todo si pueden afectar nuestros dientes.

Es lo que pasa con el buceo. Es una actividad que a muchos maravilla pero que debe ser practicada bajo conciencia de los efectos que puede tener en la dentadura.

Expertos de Sanitas aconsejan seguir una serie de indicaciones para compatibilizar mejor el buceo y la salud bucodental:

-Evitar bucear si se ha realizado recientemente a la extracción de alguna muela o si alguna de estas ha sufrido alguna fractura.

-Evitar bucear con congestión nasal o resfriado.

-No realizar inmersiones con prótesis removibles.

-No forzar la mandíbula y ascender a la superficie a la mínima molestia.

-Utilizar boquillas homologadas y especiales para minimizar los síntomas derivados de patologías bucodentales relacionadas especialmente con la mandíbula, como puede ser el bruxismo.

Los especialistas recuerdan que “las personas con problemas bucodentales como gingivitis, periodontitis o caries son más propensos a sufrir alguna de estos problemas bajo el agua”.

Por ello, les aconsejan acudir al dentista antes de realizar una inmersión. Una visita al dentista ayudará a que la profundidad y presión derivados del buceo no perjudiquen la salud bucodental del buzo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*