Técnica de Frank

En el caso de que sea necesaria una obturación temporal, los profesionales sugieren el uso de una pasta de hidróxido de calcio, esto es por su rápida disponibilidad y por lo fácil que resulta su preparación. El hidróxido de calcio tiene la ventaja de no causar trastornos en el caso de que haya un exceso de material o si este pasa hacia la zona periapical ya que se absorbe perfectamente.

También se han obtenidos buenos resultados cuando se emplearon otro tipo de pastas y medicamentos, así que no es demasiado importante el tipo de medicación o pasta que se emplee en esta técnica.

Es fundamental que los profesionales obturen el conducto radicular tan rápido como se haya efectuado el cierre apicales. A pesar de que la pasta de sellado puede reducir el espacio del conducto es necesario que sea reemplazada por una obturación permanente para así prevenir una posible recidiva de patología periapical.

Es importante saber que este tipo de técnica no se encuentra restringida únicamente a los dientes unirradiculares. Se observaron buenos resultados en los molares sin pulpa o en los que el desarrollo radicular o el cierre apical no estaban completos.

Para esta técnica, es necesario un procedimiento específico del que hablaremos en un próximo artículo.

Foto | Flickr

Compartir
Artículo anteriorParálisis de Bell, su pronóstico
Artículo siguienteCuando se llega a un tratamiento de conducto
Avatar
Hola! Soy Leticia del Pino, trabajo como editora de contenidos y disfruto escribiendo sobre temas de interes como la odontología, la salud de los pacientes y los nuevos avances tecnológicos vinculados a la medicina en general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*