sellador dental

Los selladores dentales se usan desde hace años como una protección extra a los dientes de las caries. Son seguros e indoloros, por lo que se han vuelto famosos.

Es un revestimiento plástico protector, que se aplica sobre la superficie de mordida de los dientes posteriores. De esta manera, se forma un escudo duro que evita que los alimentos y las bacterias se acumulen en los pequeños surcos de los dientes y provoquen caries.

Se aplican solo en molares y premolares porque son los que tienen ‘cavidades’ (pequeños agujeros) y ‘fisuras’ (surcos) en la superficie de mordida.

Decidir a cuál aplicar el tratamiento será un trabajo del dentista, quien se lo comunicará después de un examen exhaustivo.

Puede pasar que tus dientes tengan surcos profundos por naturaleza que necesitarán sellado, otros podría tener algunos no tan profundos que no necesitarán el sellado.

El dentista solo tardará unos minutos para aplicar el sellador. Primero lo limpiará, luego preparará con una solución especial y se seca. Después aplicará el líquido sellante y lo dejará endurecer, normalmente por medio de la aplicación de una luz brillante.

Una vez puesto, el sellador durará por años, y ya quedará de revisar su estado en cada visita futura al dentista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*