papiro-de-ebers-dentistas-en-madrid

Un tratado de odontología encontrado en una momia es un documento inusual. El papiro de Ebers, un compendio de 110 páginas que contiene más de 700 remedios naturales para tratar enfermedades. Considerado uno de los documentos odontológicos más antiguos y mejor conservados de la antigüedad, se encuentra actualmente en el museo de la Universidad de Leipzig.

Su redacción tuvo lugar en el antiguo Egipto y está fechado en el año 8.º del reinado de Amenhotep I, de la dinastía XVIII, entorno al año 1500 antes de nuestra era. Fue descubierto casualmente, entre los restos de una momia hallada en la tumba de Assasif y adquirido por el coleccionista de antigüedades estadounidense Edwin Smith, en 1862, quien a su vez lo vendió al egiptólogo alemán Georg Ebers, al que debe su nombre y su traducción.

Escrito en hierático, hace referencia a diferentes monarcas y está dividido en 877 secciones, donde se detallan prescripciones de tratamientos para diversas enfermedades, así como remedios naturales más empleados.

Egipto cuenta además con el primer “dentista” reconocido de la historia. Fue un escriba, llamado Hesy-Ra, quien fue un importante dignatario de Menfis en la época de Dyeser, gozando de una elevada posición social. El fallecimiento de Hesy-Ra se sitúa hace unos 2600 años antes de Cristo y se le honra como el mejor dentista de su época.

En Egipto, los médicos encargados de las enfermedades dentales eran reconocidos y respetados. Se sabe que realizaban extracciones dentales, trepanaciones de la mandíbula para drenar infecciones dentales, tratamiento de inflamaciones bucales e incluso reposición de piezas dentales. Curiosidades de la historia de la odontología.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*