Tratamientos dentales, antibióticos y pacientes cardiacos

La Asociación Americana del Corazón y la Asociación Dental Americana introducirán nuevas directrices, basados en una revisión de nuevas y existentes evidencias científicas relacionadas con la mayoría de pacientes dentales enfermos del corazón, respecto de la necesidad de antibióticos antes de procedimientos dentales, para prevenir la endocarditis infecciosa (IE), una rara infección cardíaca que es potencialmente mortal.

Según las directrices revisadas por la American Heart Association, con la colaboración de la Asociación Dental Americana, los antibióticos ahora sólo se recomiendan para los pacientes con mayor riesgo de resultados negativos de la IE, incluyendo las personas con válvulas cardíacas artificiales o ciertos problemas cardíacos congénitos, así como receptores de trasplante de corazón que desarrollan problemas de las válvulas cardíacas, los receptores de un parche artificial para reparar un defecto congénito del corazón dentro de los últimos seis meses y los pacientes con un historial de IE.

Durante décadas, la AHA recomendó a los pacientes con ciertas enfermedades del corazón que tomaran antibióticos poco antes del tratamiento dental y lo hacía con la creencia de que los antibióticos podrían prevenir la EI, anteriormente denominada endocarditis bacteriana. Esta infección del revestimiento interno o de las válvulas del corazón, que se produce cuando las bacterias entran al torrente sanguíneo y viajan hacia el corazón. Las bacterias se encuentran normalmente en varios sitios del cuerpo, incluyendo en la piel y en la boca.

En la actualidad las nuevas directrices se basan en un creciente cuerpo de evidencia científica que demuestra mayores riesgos al tomar antibióticos preventivos que los beneficios que se creía aportaban para la mayoría de los pacientes. Los riesgos incluyen reacciones adversas a antibióticos que van desde leves a potencialmente graves y en raras ocasiones pueden llegar a ser mortales, así como también el uso inadecuado de antibióticos puede conducir al desarrollo de bacterias resistentes a los medicamentos.

Las nuevas recomendaciones se aplican a muchos procedimientos dentales, incluyendo limpieza dental y extracciones, haciendo hincapié en que el mantenimiento de una óptima salud oral y la práctica de la higiene oral diaria, es más importante para reducir el riesgo de IE que tomar antibióticos preventivos antes de una visita al dentista.

Imagen: MF

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*