El fluoruro contenido en los alimentos, los suplementos y el agua entra en el torrente sanguíneo, a través de la digestión. En el caso de los niños, el organismo lo utiliza para la formación dentaria. Sin embargo esto no sucede en las personas mayores de 16 años.

Debido a ésta situación, se utilizan los productos tópicos de fluoruro para ser aplicados directamente a los dientes, por ello se incluyen en la pasta de dientes, enjuagues bucales y tratamientos específicos de fluoruro que se aplican profesionalmente. Los tratamientos tópicos de flúor se aplican por un corto periodo tiempo, sin embargo los niveles de fluoruro en la boca permanecen altos durante varias horas después.

Los tratamientos profesionales de flúor se aplican en forma de gel, espuma o barniz, que poseen mayor potencia o eficacia que el flúor utilizado en los productos de venta libre, como enjuagues bucales o dentífricos.

Así como también en el caso de los niños los suplementos de flúor son aplicados solo con receta médica y por lo general se reservan para los niños que viven en áreas donde el suministro de agua no contiene suficiente mineral, pudiendo recetarse a niños con edades de entre 6 meses y 16 años.

Los suplementos de flúor están disponibles en forma de líquidos para los niños más pequeños y comprimidos para niños mayores. Si un niño ha tenido caries o está en alto riesgo de tenerlas, deberá usar suplementos de fluoruro para promover la remineralización y así poder prevenirlas.

Para tener muy en cuenta: Los enjuagues bucales con flúor se recomiendan solo a niños mayores de 6 años de edad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*